lunes, 18 de junio de 2012

2. La energía de los alimentos, las famosas calorías

Ya hemos visto los nutrientes que componen los alimentos y ahora vamos a ver en qué modo los utiliza el cuerpo. La función principal de los nutrientes (refiriéndome a macronutrientes, hidratos de carbono, grasas y proteínas que veíamos en el primer artículo) es la función energética. El cuerpo los utiliza como combustible para mantener las funciones corporales, el crecimiento y el trabajo físico y mental.



La energía se mide en kilocalorías (Kcal) o comúnmente llamadas simplemente calorías que no son más que una forma de decir cuánta energía posee un alimento. Suelen expresarse como kcal/100gramos de alimento comestible, de modo que así pueden compararse unos con otros. Hay que estar muy atentos porque productos supuestamente bajos en calorías como las barritas de cereales para adelgazar tienen gran cantidad de kcal/100g, pero poco peso, es decir, tomas poca energía porque son pequeñas, no porque sean bajas en energía (o kcal).

Los diferentes nutrientes tienen diferente cantidad de energía a igual peso, para compararlos os ofrezco estos datos:

- Hidratos de carbono o carbohidratos ---> 4kcal/g
- Proteínas ---> 4kcal/g
- Grasas ---> 9kcal/g
- Alcohol ---> 7kcal/g

Como podéis comprobar la cantidad de energía que aportan las grasas es muy superior a la de otros nutrientes, aportando a igual peso más del doble de la energía que aportan proteínas o hidratos de carbono por ejemplo. He incluido el alcohol ya que gracias a su función energética está considerado como nutriente y como podéis ver, aporta casi tanta energía como la grasa.
La cantidad de energía que aportan las grasas y el alcohol es lo que hace que comerlas en exceso pueda hacernos subir de peso.



En el siguiente artículo veremos cuál es el reparto óptimo de los nutrientes para llevar una dieta saludable.



Written by/ escrito por: Jesús Miguel Rodríguez Castaño

No hay comentarios:

Publicar un comentario