martes, 26 de junio de 2012

Interacción entre el pomelo y medicamentos

Se suele decir que todo lo natural es sano, que todo lo que ingerimos que no haya sido tratado previamente es a la fuerza beneficioso no importando cómo se combina. Hoy es el día para echar abajo es refrán popular. Y vamos a poner un ejemplo que si bien tiene poca incidencia en Europa, en los países tropicales debe tenerse muy en cuenta. La interacción entre el pomelo y principios activos de los medicamentos.


Esta interacción no es directa, es decir no reaccionan los componentes del pomelo y los medicamentos. Lo que hace el pomelo, es "inhibir" transitoriamente la enzima CYP3A4 (citocromo P 3A4) porque necesita ser metabolizado por esta enzima. Esta enzima se encuentra en el hígado y resulta capital por que se encarga junto con otras enzimas CYP de metabolizar los fármacos.

Una metabolización de fármacos consiste en producirle al principio activo, a la sustancia que produce el efecto en el cuerpo, una serie de cambios a nivel estructural para hacerlo más soluble en agua. El agua es el componente mayoritario de los fluidos del cuerpo y por ello se puede transportar el medicamento por la sangre para que ejerza su acción por el organismo. Al mismo tiempo, los fármacos están diseñados de tal modo que al ser modificados químicamente por el hígado ejerzan su efecto. Aparte el agua es el medio por el cual se eliminan los fármacos ya sea por orina, heces, o sudor entre otros fluidos.
La metabolización, al ayudar a eliminar los compuestos farmacológicos, evita que se acumulen los fármacos en el cuerpo, y produzcan daños al actuar en los tejidos por un tiempo prolongado.

Y este proceso vital para la eliminación de sustancias tóxicas, entre las cuales están los medicamentos, se ve interrumpido al ser inhibido por componentes del pomelo el citocromo P 3A4 (CYP3A4). El CYP3A4 metaboliza alrededor del 36 % de la dosis de fármaco ingerido.

Los efectos de una ingestión simultánea de fármacos y pomelo, depende de la dosis y tipo de fármaco, así como de la cantidad de pomelo ingerido. El pomelo empantana la acción de la enzima, no dejando que actúe sobre los fármacos. Si los fármacos no son tratados con rapidez, se acumulan en el cuerpo pudiendo producir toxicidad. También, al no ser metabolizados no adoptan una forma soluble, por lo que bajan su efectividad sensiblemente.

Actualmente se han constatado interacciones con medicamentos para el colesterol alto, depresión, hipertensión, cáncer, dolor, impotencia, VIH y alergias, y la lista sigue aumentando. Si la efectividad de alguno de estos medicamentos baja, puede haber resultados fatales. Es necesario avisar al médico o farmacéutico de que tomas pomelo para que no haya sorpresas.

Artículo escrito por / Article written by : Alejandro Ciriano Cervantes

No hay comentarios:

Publicar un comentario