viernes, 17 de agosto de 2012

Información y desinformación nutricional (Parte 1)

Si hay algo en lo que mucha gente conoce y poca gente sabe de verdad, es sobre la alimentación. Es necesario por lo tanto desarrollar una educación alimentaria acorde con la oferta de alimentos que nos rodean, huir de falsos profetas (que los hay, y muchos), y sobre todo preguntar e informarse sin miedo al ridículo, porque lo peor que se puede hacer es quedarse con dudas.

Con este ánimo comienza esta subsección, que es un artículo por un lado, pero a la vez pretende ser un consultorio al que podéis enviar vuestras dudas. Responderemos de forma firme, sencilla y amena.

En la primera entrega, se responderán y comentarán las siguientes cuestiones:

1.- ¿Es cierto que lo light no engorda? Falso

Aclaremos lo que es un alimento light. Un producto light, es cualquier alimento que tenga un 30 % o menos de energía calórica respecto al "normal". No es ni un alimento sin calorías, porque entonces sería aire o agua lo que tomarías, ni es un alimento libre de grasas de cualquier tipo, eso debe especificarlo aparte el alimento.

Es un gran error considerar que al estar comiendo productos light, puedes comer más. Un sencillo ejemplo para ayudar:

Un donut tiene alrededor de 140 kcal, por lo que si comemos un donut light debemos estar comiendo un 30% menos de calorías, es decir ingerimos 98 kcal. Si comemos dos donuts light, estamos ingiriendo 196 kcal, por lo tanto hemos metido en el cuerpo 50 kcal más.

El consejo desde aquí es que miréis bien el etiquetado, y en caso de duda, preguntéis.


2.- Yo con sólo hacer ejercicio adelgazo.  Frase trampa

Es evidente que el ejercicio físico dentro de nuestras posibilidades contribuye a perder peso, pero si no eres un deportista de alto nivel o no tienes un metabolismo propio de un niño en la pubertad, es decir un metabolismo quema-grasa, no mejorarás todo lo que tu esperarías.

Si quieres adelgazar, junto con el ejercicio físico, hay que tener una dieta equilibrada y a largo plazo. El ejercicio en el 99% de los casos por sí solo no basta para adelgazar, y menos a partir de los 25 años. A partir de los 25 años, año arriba año abajo, el cuerpo deja de crecer, en el sentido literal de la palabra.
A partir de este punto, la alimentación sana debe ir de la mano de ejercicio regular y adaptado al individuo.

3.- El agua de esta marca depura  Frase retorcida

Esta frase es cierta, pero le estamos dando al agua propiedades casi milagrosas cuando es lo que hace desde siempre, el agua arrastra electrolitos y sustancias no deseadas porque el agua sobrante sale por la orina. Pero no es la marca dada, sino que es el agua como sustancia.

Haciendo un inciso, el agua no sacia, porque no tiene energía en sus componentes para quemar en las células.









4.- Todo lo natural es bueno  Falso

Esta frase, instigada desde los sectores contrarios a la globalización de los transgénicos y naturistas, no es cierta, y ha producido mucha confusión. Lo ideal, es tomar alimentos poco procesados para que no pierdan nutrientes por los tratamientos de calor, frío, secado...pero si bien esto es cierto, algunos de estos procesos a los que se somete al alimento son para eliminar sustancias y formas de vida que son molestas o incluso dañinas al cuerpo, como hongos, bacterias o sustancias antinutritivas.


Sobre todo hay plantas dadas, que no se recomienda ni comerlas, ni fumarlas

Por ejemplo, la planta del estramonio contiene alcaloides tóxicos que en pequeñas dosis dan alucinaciones, pero con mayores dosis produce la muerte por fallo en neurotransmisores del sistema nervioso.
Aquí un enlace de una noticia relacionada con el consumo de estramonio.

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2011/08/28/actualidad/1314482401_850215.html

Con los mismos términos se puede uno referir al beleño blanco.
Los antinutrientes son compuestos no deseables en el alimento natural que bloquean la absorción de nutrientes e inhiben el funcionamiento de enzimas de la digestión.

No todo se puede tomar natural y hay ciertas plantas que directamente no hay que consumirlas por lo que pueda pasar.

5.- ¿Todas las grasas son malas?  Falso

Cuando uno se refiere a las grasas, tiene que tener en cuenta que las grasas son una familia muy numerosa y muy diversificada en cuanto a tamaño, función y propiedades. Bien es cierto que algunas grasas en exceso aumentan el riesgo de taponamiento en los vasos sanguíneos y la obesidad, pero otras no esta demostrado que ejerzan ese efecto, como el ácido oleico, e incluso hay grasas que son esenciales para el ser humano ya que el cuerpo no puede sintetizarlas.
La falta de ingesta de grasa, dependiendo de la persona puede llevar a falta de producción hormonal o daño en las membranas de nuestras células. Por ejemplo, el colesterol es la base de muchas hormonas, como las responsables del comportamiento sexual.

Todas las grasas en su medida son necesarias, y cualquier exceso en cualquier tipo de grasa puede facilitar el desarrollo de la obesidad.

6.- ¿Una comida grasienta previene que el alcohol te afecte más? Verdadero

Si no quieres pasarlo mal a las 2 horas de beber bebidas alcohólicas, sobre todo el de alta graduación, debes salir con el estómago lleno, y si puede ser con alimentos de origen animal mejor.
Esto es debido a que la grasa requiere más tiempo de digestión que los hidratos de carbono, por lo que tarda más en vaciarse el estómago. La digestión con grasa es larga por lo que cuando empiezas a beber, el acohol llega a un estómago que esta ocupado con la grasa. Y eso hace que el alcohol no se absorba tan rápido.






7.- Para rendir más, hay que tomar suplementos vitamínicos. Falso

El campo de los suplementos vitamínicos y minerales está en plena expansión, y como todo campo novedoso, todavía no han sido contrastados los resultados de pruebas científicas en la mayoría de los casos.

Una dieta equilibrada te provee de todos los nutrientes, todos. Y bajo ningún concepto los suplementos vitamínicos deben sustituir a la comida. Los suplementos empezaron a ser usados en los hospitales en casos graves de desnutrición y situaciones graves como quemaduras, infeccones y demás. Pero en una sociedad cada vez con más horas de trabajo y estudio, y con menos horas de sueño, se abre camino la escuela de los suplementos, con anuncios atractivos y promesas que en gran medida se basan en el conocido efecto placebo.

El efecto placebo ocurre cuando deseas que algo te haga un efecto y te lo acaba haciendo porque inconscientemente tu te lo autoprovocas.


8.- ¿Para adelgazar hay que eliminar los hidratos de carbono? NO

Bajo ningún concepto hay que eliminar de la dieta los hidratos de carbono. Los hidratos de carbono proveen de glucosa al organismo, que es el principal combustible de nuestro cuerpo. Quitar la glucosa es dejar sin suministro principal al cuerpo, que debe buscarse sus vías alternativas de sustento. Pero cuando estas haciendo un plan B, ese plan no aguanta con el tiempo, y el organismo empieza a sobrecargarse y a perder sustancias vitales.

La falta de glucosa provoca fatiga, adormecimiento, irritabilidad, aumenta los niveles en sangre de grasa, el músculo se destruye a gran velocidad, se acumula ácido úrico, un tóxico para el cuerpo, se pierde agua, y aumenta la acidez de la sangre. La consecuencia es el coma, y la muerte si no se recupera el cuerpo.


Hasta aquí esta entrega, ¡hasta la próxima!

Escrito por : Alejandro Ciriano Cervantes

No hay comentarios:

Publicar un comentario