martes, 30 de octubre de 2012

La pirámide alimentaria, ¿Qué es y cómo se utiliza?

En anteriores artículos de la serie Nutrición para novatos hemos visto cómo es el reparto de nutrientes y qué alimentos de origen animal o vegetal los contienen. Como ajustar lo que comemos a nuestras necesidades a ojo puede ser una tarea harto complicada, hace unos 20 años en Estados Unidos se diseñó la primera pirámide alimentaria, que es una herramienta muy útil y para todos los públicos que nos ayuda a alimentarnos de forma saludable.

La pirámide alimentaria es una imagen gráfica en la que un triángulo se divide en diferentes partes donde cada una corresponde a un grupo de alimentos y da una idea de su proporción en la dieta. Esto quiere decir que los alimentos de la base de la pirámide son los que debemos consumir en mayor proporción y los de la punta de la pirámide, los de menor proporción respecto del total de alimentos de nuestra dieta.

La pirámide alimentaria es muy elaborada y se revisa cada cierto tiempo por expertos en el campo de la nutrición, la bromatología y la medicina, se adapta a cada cultura y cada zona geográfica e incluye consejos prácticos sobre alimentación. A nivel práctico demasiada información puede resultar contraproducente, de modo que he diseñado una pirámide alimentaria simplificada para entender lo importante con precisión. Si alguno desea consultar la pirámide alimentaria de la dieta mediterránea puede acceder a este enlace.


Como podemos ver en la imagen los alimentos que debemos consumir en mayor proporción son el grupo de cereales-legumbres en detrimento de los dulces y las grasas. Voy a describir cada grupo particular para hacer puntualizaciones, cada grupo fue descrito en artículos anteriores de esta serie de modo que no entraré a decir qué nutrientes contienen. No hay que obsesionarse con cumplir la pirámide alimentaria cada día, lo importante es que en global se ajuste, un repaso semanal de lo que comemos puede darnos una idea de lo saludable que es nuestra dieta.

1. 2 litros de agua y ejercicio: Como ya hablábamos en otro artículo anterior, la hidratación es importante porque ayuda a optimizar nuestras funciones corporales, se recomienda beber 2 litros de agua al día. Así mismo se recomienda realizar media hora de ejercicio cardiovascular diario, aunque esto normalmente no se puede llevar a la práctica pero una hora de ejercicio cada dos días es igual de recomendable.

2. Cereales y legumbres: Son alimentos ricos en carbohidratos que como ya hablamos, son la principal fuente energética de nuestro cuerpo, además de contener una fuente importante de fibra. Hemos de consumirlos diariamente

3. Frutas y hortalizas: Son importantes por su contenido en vitaminas, agua y componentes no esenciales pero sí importantes para nuestro organismo. Además ayudan a saciar el hambre con un bajo contenido en calorías. Se aconseja comer fruta como postre. En este grupo podríamos incluir dos vasos de leche al día, uno de ellos sustituible por un yogur. 

4. Carnes, pescados y huevos: Se recomienda consumir pescado y carne 2 o 3 veces por semana respectivamente (un total de 5 es recomendable) y de 6 a 8 huevos a la semana talla M. Este grupo de alimentos es importante por su contenido de proteínas y minerales, aunque la carne y algunos pescados tienen un contenido calórico relevante.

5. Dulces y grasas: En este grupo incluiríamos la comida rápida, la bollería y pastelería, las grasas sólidas o los snacks que son prescindibles ya que aumentan la obesidad y no suelen aportar ningúnn nutriente que no encontremos en otra fuente más saludable. Otros como el aceite de oliva del que hablábamos hace poco no son prescindibles y su consumo está muy recomendado aunque limitado por su contenido en calorías.

Otras recomendaciones: Comer con variedad, consumir productos de temporada (por economía y variedad), no darse atracones pero tampoco pasar hambre, planificar las comidas pero sobretodo disfrutar de la comida.

Como véis es muy sencillo hacerse una idea de las proporciones de alimentos que el cuerpo necesita, como siempre existen muchas puntualizaciones pero con estas indicaciones podréis manejaros bastante bien. No es necesario suprimir ningún alimento de la dieta si no se desea, lo importante es no pasarse con ninguno, una dieta saludable puede incluir pizza y una dieta poco equilibrada puede contener fruta, lo importante es la proporción.



Si os ha gustado el artículo o tenéis alguna duda no dudéis en comentar.

Artículo escrito por: Jesús Miguel Rodríguez Castaño


4 comentarios:

  1. os ha quedado muy bien, claro y conciso, esperemos que mucha gente lo lea y lo ponga en practica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Esperemos que sea así :)

      Jesús

      Eliminar
  2. gracias me sirvió de mucha ayuda en mi tarea me sirvió me saque un 5

    ResponderEliminar