lunes, 23 de febrero de 2015

BIG MAC DE POLLO O SU PUTA MADRE



No hace falta que hablemos sobre lo nocivo que puede resultar el Fast Food si se consume con relativa frecuencia pero sus campañas para intentar lavar su imagen resultan tan ofensivas para la inteligencia que no podíamos dejar la oportunidad de recordaros que ni es barata, ni está buena ni es sana por mucho que pongan vídeos sobre su supuesto proceso de producción.

No vamos a hablar de como se fabrican realmente estos productos ni de sus ingredientes, porque podemos aseguraros de primera mano que ni son tan malos como algunos dicen ni tan buenos como dicen las empresas productoras.

Estas compañías pueden poner los jardines verticales de plástico que quieran, paredes de falsa madera  por toda su superficie o bonitos vídeos de terneras gallegas pastando por la montaña, sus productos siguen siendo una mierda y además caros.
La última tontuna de McDonalds es la Big Mac de Pollo, véase hamburguesa de pollo criado en jaulas masificadas, mezclada con fécula con una rica capa de harina y frita en aceite que con un poco de suerte será de girasol por si fuera poco. A esto le añadimos lechuga iceberg de la mala, pepinillos, ketchup, mostaza, un pan rico en margarina (para que aguante más) y tenemos...una aberración que demuestra que a McDonalds le sigue importando más bien poco la salud del consumidor, no digamos ya ofrecer productos de calidad.


Veamos la información nutricional declarada de la nueva hamburguesa de Mcdonalds 
836kcal
37g de grasa
83g de hidratos de carbono
39g de proteína 
4,3g de sal. 
PRECIO: 5.85 EUR

Además McDonalds refiere la información en % de la ingesta diaria de referencia sobre las necesidades medias de una mujer de entre 20 y 30 años con un bajo nivel de actividad física (2000 kcal por día).
Teniendo en cuenta que la mujer española media tiene mide 1,68 metros, un IMC de 26,7; aplicando la fórmula de Harris-Benedict para una tasa de actividad física baja,  las necesidades diarias de energía son de 1876kcal (si tenemos en cuenta que la mujer media española tiene 42,7años entonces bajamos a 1775kcal), no 2000kcal como indica la multinacional.

Vamos a ver que nos podríamos comer en lugar de esta hamburguesa en términos de equivalencia energética y que coste tiene. No  creemos que McDonalds sea el único que obra mal, al fin y al cabo la mayoría de hamburguesas de aspecto más “casero” que encontramos en otros locales tienen más calorías que un Bigmac, pero sí vamos a intentar concienciaros que no es una alternativa ni sana, ni barata y en cuanto a la comodidad, os recomendamos que cronometréis cuanto tardáis en salir al McDonalds, comprar y comer el menú y que el tiempo total lo comparéis con cocina y comer en casa.

Por menos de 800kcal tenemos el siguiente menú:

- Arroz integral con garbanzos y aliño de mostaza a la pimienta 
(80g de arroz, 60g de garbanzos, dos cucharaditas de mostazas y dos de aceite de oliva virgen extra, dos pizcas de pimienta)
- Pechuga de pollo a la plancha con pimientos salteados 
(100g de pechuga de pollo a la plancha con romero, 100g de pimiento salteado)
- Tostada de pan de molde con guacamole casero 
(una tostada y 50g de guacamole).
- Una pera fresca
TOTAL:  779kcal
34g de grasa
87g de hidratos de carbono
38g de proteína 
2.5g de sal. 
PRECIO: 1.76 EUR


¿No esta nada mal, eh? Por  47kcal menos tenemos un menú completo, rico y sano que incluye pollo, legumbres y arroz, así como grasas vegetales con un perfil excelente como el guacamole y el aceite de oliva virgen extra.
El tiempo de preparación: 15 minutos durante los cuales puedes disfrutar de una conversación, ver las noticias o escuchar música en lugar de esperar una cola, aborrecer la musiquita de turno, el estruendo del loca y pasaros el resto del día aletargados y con remordimientos.

Asique la próxima vez que pienses en pasar de cocinar y comer en Mcdonalds piensa en el dinero y salud que vas a tirar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario